miércoles, 15 de junio de 2016

Abecedario para colorear !!!!

Abecedario para colorear (1)

Abecedario para colorear (2)



Abecedario para colorear (3)




Abecedario para colorear (4)



Abecedario para colorear (5)



Abecedario para colorear (6)



Abecedario para colorear (7)



Abecedario para colorear (8)



Abecedario para colorear (9)


Abecedario para colorear (10)



Abecedario para colorear (11)



Abecedario para colorear (12)



Abecedario para colorear (13)



Abecedario para colorear (14)



Abecedario para colorear (15)



Abecedario para colorear (16)




Abecedario para colorear (17)




Abecedario para colorear (18)


Abecedario para colorear (19)


Abecedario para colorear (20)


Abecedario para colorear (21)


Abecedario para colorear (22)



Abecedario para colorear (23)




Abecedario para colorear (24)

Abecedario para colorear (25)

Abecedario para colorear (26)


Abecedario para colorear (27)

sábado, 30 de abril de 2016

49 frases simples para calmar a un niño ansioso





Todos los niños de una forma u otra sufren de ansiedad. A los padres les gustaría proteger a sus niños de los momentos de ansiedad de la vida ya que el manejo de la ansiedad es una habilidad esencial para la vida que les servirá a medida que vayan creciendo. Estas 49 frases y sus descripciones fueron acuñadas por Renee Jain, magister en psicología positiva aplicada de la Universidad de Pennsylvania, para el sitio PsychCentral, la idea es que puedan ayudar a tus hijos a identificar, aceptar y trabajar a través de sus momentos de ansiedad.

1. ¿Puedes dibujarlo?

Un dibujo, pintura o garabatos sobre un momento de ansiedad proporciona a los niños una salida a sus sentimientos cuando no pueden utilizar sus palabras.

2. “Te amo. Estás seguro”

Si se le informa que estará seguro porque es la persona que más amas es una poderosa afirmación. Recuerda, la ansiedad hace que tus niños se sientan como si sus mentes y cuerpos están en peligro. Repitiendo que están seguros puede calmar su sistema nervioso.

3. “Vamos a suponer que estamos inflando un globo gigante. Tomaremos una respiración profunda y soplaremos luego de contar hasta 5”

Si le dices a un niño que respire profundamente en medio de un ataque de pánico, es probable que escuches “¡No puedo!”. En su lugar, lo conviertes en un juego. Pretender inflar un globo, haciendo ruidos raros en el proceso. Tomar tres respiraciones profundas y que sopla hacia fuera en realidad quita estrés en el cuerpo y puede incluso conseguir algunas risitas en el proceso.

4. “Voy a decirte algo y quiero que lo digas exactamente como yo: ‘Yo puedo hacer esto'”. Repita 10 veces en volumen variable

Los corredores de maratón utilizan este truco todo el tiempo para conseguir pasar el punto de cansancio.



5. “¿Por qué crees que sucede?”

Esto puede servir especialmente para niños mayores que pueden explicar mejor el “por qué” de lo que sienten.

6. “¿Qué pasará después?”

Si tus hijos están ansiosos por un evento en particular ayudarlos a pensar lo que viene después del evento puede ayudar a hacer que la visión miope que causa la ansiedad pueda desaparecer. Ayuda a pensar que pueden avanzar.

7. “Somos un equipo imparable”

La separación es un potente desencadenante de ansiedad para los niños pequeños. Tranquilizarlos diciéndoles que van a trabajar juntos, incluso si no los podrán ver fisicamente puede ayudarlos.

8. Tener un grito de guerra: “¡Soy un guerrero ! ” “¡Soy imparable!” o “¡Ten cuidado mundo, porque allá voy!

Por algo se suele hacer en muchos deportes. El acto físico de miedo se sustituye por endorfinas gracias a los gritos. También puede ser algo divertido .



9. “Si lo que sientes es un monstruo, ¿qué aspecto tendría?”

Darle a la ansiedad una caracterización significa tomar un sentimiento confuso y hacerlo concreto y palpable. Una vez que los niños le dan una caracterización a su preocupación, pueden hablar de ello.

10. “No puedo esperar a que _____”

La emoción de un momento futuro puede ser contagioso.

11. “Vamos a poner tu preocupación aquí, mientras  tanto_____ (escuchamos tu canción favorita, corremos alrededor de la cuadra, leemos esta historia) . Luego vamos a recogerla”

Los que son propensos a la ansiedad a menudo se sienten como si tuvieran que llevar su ansiedad hasta que lo que les preocupa se ha terminado. Esto es especialmente difícil cuando tus hijos están preocupados por algo que no pueden cambiar en el futuro. Dejar a un lado la preocupación para hacer algo divertido puede ayudar a poner sus preocupaciones en perspectiva.

12. “Este sentimiento va a desaparecer. Vamos a ponernos cómodos hasta que lo haga”

El acto de encontrar una posición cómoda calma la mente y el cuerpo. Se ha demostrado que mantas ligeras y cómodas pueden reducir la ansiedad por el aumento de estímulos físicos leves.

13. “Vamos a aprender más sobre él”

Deja que tus niños exploren sus miedos haciéndote tantas preguntas como necesiten. Después de todo el conocimiento es poder.

14. “Contemos hasta _____”

Esta técnica de distracción no requiere preparación previa. Contar el número de personas que usan cargadores, el número de relojes, el número de niños o el número de sombreros en una habitación requiere de la observación y el pensamiento los cuales disminuirán la ansiedad que el niño siente.

15. “Necesito que me digas cuando hayan pasado 2 minutos”

El tiempo es una poderosa herramienta cuando los niños están ansiosos. Al observar un reloj o un reloj para el movimiento, el niño tiene un punto de enfoque distinto de lo que está sucediendo .

16. “Cierra los ojos. Imagínate esto…”

La visualización es una técnica poderosa utilizada para aliviar el dolor y la ansiedad. Guiar a tu hijo haciéndole imaginar un lugar cálido, seguro y feliz, donde se sienta cómodo puede ayudarlo. Si te está escuchando con atención, los síntomas físicos de la ansiedad se disiparán.

17. “Me da miedo / nervios/ ansias a veces demasiado. No es divertido”

La empatía puede ayudar en muchas situaciones. Incluso puede entablar una conversación con su hijo mayor acerca de cómo te sobrepusiste a la ansiedad.

18. “Vamos a hacer una lista de las cosas que nos calman”

La ansiedad puede secuestrar el cerebro lógico; realizar una lista mental con las habilidades que tu hijo ha utilizado para afrontarla puede ayudarlo. Cuando la necesidad se presenta, utilizar recursos de esta lista.

19. “No está sólo en cómo te sientes”

Hacerle darse cuenta que todas las personas que puedan compartir sus miedos y ansiedades ayuda a tu hijo a entender que superar la ansiedad es algo universal.

20. “Dime que es lo peor que te podría suceder”

Una vez que se ha imaginado el peor resultado posible de la preocupación, hablar sobre la posibilidad de que esto suceda. A continuación, pídele a tu hijo que piense el mejor resultado posible. Por último, preguntarle por el resultado más probable. El objetivo de este ejercicio es ayudar al niño a pensar con mayor precisión cuando experimente ansiedad.

21. “La preocupación es útil, a veces”

Esto parece totalmente contrario a la intuición al decirle a un niño que ya está ansioso. Sin embargo señalando la razón por la cual la ansiedad es útil tranquiliza a los niños al hacerles entender que no hay algo malo con ellos.

22. “¿Qué te dice tu burbuja de pensamiento?”

Si tus hijos leen cómics y están familiarizados con las burbujas de pensamiento y para que sirven en una historia esto puede ayudarlos a abrirse. Al hablar de sus pensamientos desde afuera pueden tener una perspectiva de ellos.

23. “Vamos a buscar alguna evidencia”

La recopilación de pruebas para apoyar o refutar las razones por las que tu hijo tenga ansiedad ayuda a que vea si sus preocupaciones están basadas en hechos.

24. “Vamos a tener un debate”

Los niños más grandes gustan de este ejercicio porque tienen permiso para discutir con sus padres. Tener un debate estilo argumento y contrargumento sobre las razones de su ansiedad puede servir para aprender mucho acerca de su razonamiento.

25. “¿Cuál es la primera cosa para que tenemos que preocuparnos?”

La ansiedad a menudo hace una montaña de un grano de arena. Una de las estrategias más importantes para superar la ansiedad es romper la montaña de nuevo en pedazos manejables. Al hacer esto, nos damos cuenta de que toda la experiencia no está causando ansiedad sino que sólo una o dos piezas.

26. “Hagamos una lista de todas las personas que amas”

Se le acredita a Anais Nin esta cita: “La ansiedad es la mayor asesina del amor”. Si esta afirmación es cierta, entonces el amor es el mayor asesino de la ansiedad también. Mediante la recuperación de toda la gente que tu hijo ama y sus razones, el amor reemplazará la ansiedad.

27. “¿Recuerdas cuando …”

La competencia genera confianza. La confianza sofoca la ansiedad. Ayudando a tus niños a recordar un momento en que se sobrepusieron a la ansiedad les da sentimientos de competencia y con ello la confianza en sus capacidades.

28. “Ya estoy orgulloso de ti”

Hacerle saber que estás satisfecho con sus esfuerzos, sin importar el resultado, alivia la necesidad de hacer algo perfectamente, una fuente de estrés para muchos niños.

29. “Vamos a dar un paseo”

El ejercicio alivia la ansiedad durante varias horas al quemar el exceso de energía, aflojar la tensión muscular y mejorar el estado de ánimo. Si tus hijos no pueden dar un paseo en ese preciso momento, hacer que se hagan algo donde estén rebotar en una bola de yoga, saltar la cuerda o estirarse.

30. “Esperemos a que este pensamiento que te preocupa se vaya”

Pídele a tus niños que piensen que la ansiedad es tren que se ha detenido en “la estación de su cabeza”. En pocos minutos, al igual que todos los trenes, el pensamiento se irá a su siguiente destino.

31. “Voy a tomar una respiración profunda”

Modelar una estrategia calmante puede animar a tu hijo a sentirse reflejado en ti. Si tus hijos lo permiten, diles que sientan de cerca la respiración de tu pecho para que puedan sentir tu respiración rítmica y luego te imiten.

32. “¿Cómo puedo ayudarte?”

Deja que tus hijos guíen la situación y te indiquen cuál es la estrategia que pueda ayudarlos.

33. “Este sentimiento se va a pasar”

A menudo, los niños sienten que su ansiedad nunca se acabará. En lugar de apagar, evitar o eliminar la preocupación, recordarles que el alivio está en camino.

34. “Vamos a apretar esta bola de tensión juntos”

Cuando tus hijos dirigen su ansiedad a un bola de la tensión sentirán un alivio emocional. Comprar una pelota, mantener un puñado de plastilina cerca o hacer tu propia bola de tensión casera llenando un globo con harina o arroz.

35. “Veo que “Pepito” se preocupa de nuevo. Enseñémosle a Pepito que no hay que preocuparse”

Crea un personaje para representar la preocupación, como “Pepito el preocupado”. Dígale a su hijo que Pepito se preocupó y que hay que enseñarle algunas habilidades para afrontarlo.

36. “Yo sé que esto es difícil”

Reconoce que la situación es difícil. Tu validación muestra a tus hijos que los respetas.

37. “Tengo a tu amigo oloroso aquí”

Algo con olor como un collar o difusor de fragancia puede calmar la ansiedad, especialmente cuando tenga olor a lavanda, salvia, manzanilla, sándalo o jazmín.

38. “Cuéntame de que se trata”

Sin interrumpir, escucha a tus hijos hablar sobre lo que les preocupa. Hablando de ello puede darle tiempo a tus niños para procesar sus pensamientos y llegar a una solución que les funcione.

39. “¡Eres muy valiente!”

Reafirmar la capacidad de los niños para manejar una situación les da la posibilidad de tener éxito.

40. “¿Qué estrategia para calmarte deseas utilizar en este momento?”

Debido a que cada situación de ansiedad es diferente, dale la oportunidad a tus hijos de elegir la estrategia calmante que desean utilizar.

41. “Vamos a salir de esto juntos”

Apoyar a tus hijos con tu presencia y compromiso puede darles la posibilidad de perseverar hasta que la situación de miedo haya terminado.

42. “¿Qué más sabes acerca de (cosa que le da miedo)?”

Cuando tu hijo se enfrenta a una constante ansiedad, pregúntale acerca de ello cuando esté calmado. Que lea libros sobre lo que lo asuste y aprenda lo más posible sobre el tema. Cuando la ansiedad regrese, dile a tu hijo que recuerde lo que haya aprendido. Este paso elimina lo que alimenta al miedo y empodera a tu hijo.

43. “Vamos a tu lugar feliz”

La visualización es una herramienta eficaz contra la ansiedad.

44. “¿Qué necesitas de mí?”

Pregúntale a tu hijo qué es lo qué necesita. Podría ser un abrazo, espacio o una solución.

45. “Si tu sensación tuviera un color, ¿cuál sería?”

Pedirle a otra persona que describa lo que siente cuando tiene ansiedad es difícil. Pero pedirle que identifiquen sus sentimientos con con un color les da la oportunidad comparar cómo se sienten con algo simple. Luego es importante preguntar por qué se eligió tal color.

46.  ​​”Deja que te abrace”

Dale a tus hijos un abrazo frontal, un abrazo desde atrás o deja que se sienten en tu regazo. El contacto físico proporciona una oportunidad para que tus hijo se relajen y se sientan seguros.

47. “¿Recuerdas cuando hiciste XYZ?”

Recordarle a tu hijo de un éxito en el pasado le animará a perseverar en esta situación.

48. “Ayúdame a mover este muro”

El trabajo duro, como empujar una pared, alivia la tensión y las emociones.

49.  “Vamos a escribir una nueva historia”

Tus niños han escrito una historia en su mente acerca de cómo el futuro va a resultar. Este futuro les hace sentir ansiosos. Aceptar su historia y luego pedirles que le agreguen líneas a esta trama y que el final de la historia sea diferente.


viernes, 15 de abril de 2016

El Libro Viajero,actividad para realizar con los peques ,en el dìa de Libro!!!!!

Libro Viajero (0)

¿Que es un libro viajero?

Se trata de un libro con forma de maleta o introducido en una, decorada de manera atractiva, que en un primer momento tiene todas las hojas en blanco, rellenándose poco a poco en cada uno de sus viajes, durante todo el curso.


¿Cómo funciona?

Esta maleta, lleva una primera carta de presentación, donde se cuenta a las familias en que consiste la actividad. Se puede hacer como ejemplo para primera hoja la propia  casa del profesor/a, la que visita en primer lugar, sirviendo esto de motivación. Después, cada día va a las casas de los niños/as del aula, de forma rotativa volviendo al día siguiente. En ella los padres, los abuelos, los hermanos etc, alguien de su familia o amigos, escriben en casa algo que para ellos sea significativo como puede ser un trabalenguas, juegos de sus padres cuando eran pequeños, poesías, canciones populares, adivinanzas, anécdotas curiosas etc. El niño/a siempre escribe en la medida de lo posible algo, (respetando la hipótesis de lecto-escritura según el constructivismo, en la que se encuentre), o bien lo dibuja, colorea, decora etc.

Al día siguiente existe en el horario del aula, un momento determinado, siempre el mismo, para leer el libro viajero. En este momento, el protagonista, sale de la asamblea  y va contando a sus amigos: qué trae, quién lo ha escrito, si lo han hecho de día o de noche, quiénes estaban con él/ella, cuándo se hizo, en qué lugar de la casa etc; una vez han respondido a las preguntas y curiosidades de sus compañeros/as, pasamos a leer, cantar, jugar, bailar etc, según la actividad que se nos proponga en dicho libro. Si alguno de los niños/as muestra alguna dificultad para contar a los demás lo que ha traído, siempre hay algún compañero/a que se muestra dispuesto a ayudarle, intentando entre todos facilitarle la tarea, cosa que les hace sentirse muy bien, y muy orgullosos de haberlo podido conseguir.

Es necesario resaltar, que para los niños/as supone un momento de curiosidad importante, esperando con anhelo las noticias del libro, produciéndose “siempre” un momento mágico de silencio, escucha y respeto, hacia el niño/a que lo ha traído, y de alguna manera para toda su familia. Al finalizar la exposición, el niño/a es aplaudido y es el encargado de entregar el libro al siguiente de la lista, para que se lo lleve, sintiéndose protagonista, fomentando así su autoestima, exteriorizando a veces sus sentimientos, y desarrollando la capacidad de transmitir a los demás cosas muy suyas, pertenecientes a su casa y su familia.

 ¿Qué objetivos propone?

–  Potenciar la relación familia-escuela, implicándoles en la realización de forma sistemática de una actividad, que repercutirá en todos los niños/as del aula, y a su vez desde el momento en que la maleta viaja, en todas las familias, ya que además de escribir en el libro, suelen leer y ver con sus hijos/as lo que otros han escrito en días anteriores, potenciando así un conocimiento indirecto entre las distintas familias.
– Qué los niños/as se sientan verdaderos protagonistas, compartiendo cosas de su casa con los demás.
– Qué los niños respeten, escuchen y se interesen por lo que les cuenta un compañero, siendo capaces de ponerse en muchas ocasiones en el lugar del otro.
– Qué sean capaces de formular preguntas que les interesen sobre cómo se realizó el desarrollo de la actividad.
– Qué el protagonista, sea capaz de verbalizar el proceso de realización, y contestar a las preguntas que compañeros y adulto le formulan.
–  Recoger el folklore popular y fomentarlo.
– Fomentar el desarrollo de los valores que tenemos recogidos en nuestro proyecto educativo: tolerancia, espera, respeto, colaboración…

Durante el curso, de vez en cuando, se van recordando y volviendo a releer muchas de las páginas que para los niños/as han resultado más curiosas y por las cuáles mostraron mucho interés, aprendiéndose con gran rapidez, juegos para sortear, poesías, rimas, cuentos, canciones, juegos etc.  Al final de curso cada niño/a, se llevará en un CD, el libro viajero, que previamente ha sido escaneado por alguna familia.

¿Que temas puede tratar el libro viajero?

Cualquier tema es válido. A veces un libro viajero puede incluir diferentes tipos de textos y/o imágenes. Es habitual usar un libro viajero “genérico” donde los niños pueden escribir libremente lo que quieran: adivinanzas, trabalenguas, canciones, noticias, refranes, poesías, anécdotas, chistes, cuentos breves, etc..
Pero también pueden haber libros viajeros que aborden una temática concreta o unos tipos de textos determinados, como libros sobre la escuela, los animales, la alimentación, los oficios, la primavera, los juguetes, etc.




miércoles, 6 de abril de 2016

LAS VOCALES!!!












































PROYECTO DE APRENDIZAJE !!

PROYECTO: “TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA “


GRADO  5º

PROPÓSITOS:

        Formar a través de este proyecto,  un ser humano con conciencia ecológica, aprecio y valoración del patrimonio natural del planeta y de la Nación venezolana, que desarrolle un pensamiento reflexivo, lógico y creativo que le permita comprender los problemas globales que afectan nuestro ambiente natural y buscar soluciones que permitan mejorar la calidad de vida del ser humano, con sentido de pertenencia a la comunidad e institución


SUBPROYECTOS  POR EQUIPO

       .Sembrando maíz para un futuro.

       .Conociendo la semilla de la naranja a través de su fruto, para obtener una vida saludable.

      .Las hojas y sus tipos: para conocer los beneficios y perjuicios que tienen para los seres humanos.

      .Reproducción de las plantas.

.Producción del maíz a nivel nacional para conocer la producción

      .Preparación del suelo para el cultivo de la caraota

      .Cultivando cilantro y caraota para mejorar el medio ambiente.

      .Sembrar maíz para la comercialización.

      .Siembra y cultivo del girasol para conservar el ambiente

·        . Frutas y vegetales para mantenernos en una vida sana.

·         .Conociendo la variedad de animales y flores, comprendemos su importancia para la vida.

·         .El sol y la lluvia como fuente vital para la vida en nuestro planeta.

·         .Estudiando la semilla y su proceso de reproducción podemos conocer la gran variedad de árboles de nuestro ambiente.

·        . El aire y el agua como elementos prioritarios para la conservación de la vida en el planeta tierra.

ACTIVIDADES EXPLORATORIAS

Lluvia de ideas.

Discusión socializada.

Explicación del docente.

Preguntas y respuestas.

Investigación.

Conversaciones con expertos.

ACTIVIDADES CORTAS

Exposiciones, mapas mentales y conceptuales, examen, ejercicios, informes, talleres, experimentos, carteleras, ficheros sobre términos relacionado con el proyecto, investigaciones, álbum de los símbolos patrios y naturales (regionales y nacionales), cuadro comparativo, mapa de Venezuela, siembra de grama, afiches de concientización para el cuidado de las plantas y el ambiente,

TALLERES

Charlas (Dictadas por un experto)

Paseo a un lugar relacionado con el proyecto.

OTRAS ACTIVIDADES

 Sopas de letra

Uso del diccionario,

Juego didáctico (memoria),

CONTENIDOS

      La Investigación.

La Biblioteca como fuente de acceso a la información.

      Obtención de la información en materiales impresos: libros, revistas, periódicos.

      Técnicas de registro de información.

      Números primos y compuestos.

      Adición y sustracción de fracciones

Multiplicación de Fracciones.

Porcentaje.

      Seres Vivos.

      Nutrición y reproducción de las plantas.

      Fotosíntesis y Respiración.

      Las Hojas y sus tipos.

      Siembra y cultivo de semillas.

      Símbolos Y Fechas Patrias.

      Recursos Naturales: renovables y no renovables.

      Distribución espacial de la población

      Movilidad de la población.

      Sonido de instrumentos musicales.

      Bailes y danzas.

EVALUACIÓN

  Reconoce las partes que conforman los libros.

  Utiliza el diccionario para buscar significados, ampliar su vocabulario y revisar la ortografía de vocablos.

  Elabora informes y trabajos escritos sobre la investigación

  Planifica y organiza sus actividades a través de un periódico

  Realiza un fichero con términos relacionados con el proyecto.

  Reconoce representaciones gráficas de fracciones.

Usa las propiedades de la multiplicación y aplica la distributiva de la multiplicación con respecto a la adición de números naturales y decimales.

  Realiza adiciones y multiplicaciones de un número natural con una fracción.

  Realiza adiciones y sustracciones con fracciones de diferentes denominadores

  Realiza multiplicaciones de dos fracciones

  Calcula el porcentaje en situaciones significativas.

  Diseña y ejecuta exposiciones, maquetas y experimentos relacionados con el proyecto.

  Demuestra creatividad, perseverancia al buscar información.

  Selecciona variedades de plantas que desea reproducir para cosechar

  Identifica las partes de una planta

  Participa en el cultivo de plantas en la escuela y sus alrededores.

  Manifiesta interés por el cuidado de las plantas.

  Describe el procedimiento para la siembra

  Relaciona actividades económicas con la movilidad de población.

  Representa gráficamente la movilidad de la población.

  Diseña un álbum con los símbolos naturales y patrios de nuestro país.

  Elabora un cuadro comparativo entre la población urbana y rural.

 Elabora un afiche o cartel alusivo a los recursos naturales.

  Participa en actividades en beneficio de la Escuela y Comunidad demostrando su sentido de pertenencia.

 Elabora instrumentos de percusión, aerófonos, cordófonos, idiófonos.

 Diseña una memoria sobre los instrumentos musicales.

RECURSOS
Laminas de papel bond, álbum, mapas conceptuales, video beam, tizas, marcadores, carteleras, afiches, fichas, hojas, sellos, periódicos, revistas, libros, pega, material fotocopiado, tijeras, abono.

La lista de 21 deberes para que los niños sean felices !!!!1




La palabra deberes no está entre mis favoritas, sino más bien todo lo contrario, es escucharla y darme ganas de llorar. Si hablamos de deberes escolares, esas tareas mecánicas que hacen los niños tras el cole creo que son poco provechosas y deberían eliminarse. Los niños de hoy en día están sobrecargados de deberes. Tras la jornada escolar se llevan trabajo a casa para volver a sentarse cuando hay tantísimas otras cosas interesantes con las que aprender.

Hoy voy a cambiar los deberes tradicionales, tal y como los conocemos, para amigarme un poco con esta palabra y rescatar la lista de 21 deberes para que los niños sean felices. Aquellas cosas que deberían hacer los niños todos los días para desarrollar el sentido de la responsabilidad, la creatividad, la autonomía y fomentar valores como la empatía, la solidaridad y la amistad. En definitiva, los otros deberes, los que que hacen felices a los niños, aquellos que no deberían dejar de hacer.


1º.-Juego libre al menos media hora al día



Los niños necesitan jugar libremente, sin reglas, sin ser guiados por los adultos. Juego libre y espontáneo surgido a partir de la propia curiosidad e iniciativa del niño. Un juego sin límites ni directrices para aprender y crecer felices.

2º.-10 minutos de baile al día

El baile es entretenido, placentero, libera tensiones, les hace sentir bien, los hace más flexibles... Y si se suman al baile papá y mamá y hermanos, no puede haber nada más divertido. Sobran buenas razones para bailar con los niños.

3º.-Jugar con papá y mamá una hora al día

Jugar es el "trabajo de los más pequeños". Es necesario para su sano desarrollo y aprendizaje, pero además hacerlo con mamá y papá favorece el vínculo afectivo, la comunicación padre-madre-hijo y lo más importante... ¡todos disfrutamos un montón juntos!

4º.-Cocinar una vez a la semana

Entre otras cosas, cocinar ayuda a desarrollar la creatividad, la destreza manual, y cómo no, el gusto por los sabores y los diferentes alimentos, algo que además repercute en la salud de los pequeños. Disfrutar de la cocina desde que son pequeños es una de las cosas más bonitas que pueden aprender.

5º.-Realizar manualidades y dibujar

Las manualidades y el dibujo son fundamentales en la primera infancia. Son su vía de expresión, a través de estas actividades los niños dan rienda suelta a su imaginación sin miedos ni prejuicios. Cuanto más las fomentemos y facilitemos, mejor.

6º.-Hacer actividad física cada día

El ejercicio es fundamental en la infancia, un hábito saludable que deben adoptar desde que son niños para llevar una vida sana y feliz. No me cabe duda que el ejercicio y la felicidad están muy ligadas.


7º.-Jugar con amigos todos los días

El juego es esencial para los más pequeños, así como lo es compartirlo con amigos. A través del juego, los niños hacen buenos amigos, sociabilizan, aprenden a compartir, y valores importantísimos como la solidaridad o la empatía.

8º.-Practicar alguna actividad que le apasione

Fútbol, baile, baloncesto, patinaje, tocar un instrumento, lo que sea... cualquier actividad que le guste. No debe ser impuesta, sino que el niño realmente disfrute con ella y la practique con frecuencia.

9º.-Tener siempre a mano un libro para leer

La lectura es un puente hacia la felicidad, sin duda. Desde pequeños descubrirán que tener siempre un libro entre manos es maravilloso, y les hará felices. Déjalos que elijan qué y cuándo leer.

10.-Ver películas con frecuencia

El cine también abre de par en par las puertas al maravilloso mundo de la imaginación. Disfrutar de buenas películas les hará entretenerse pero sobre todo, cultivar el espíritu.


11.-Leer un cuento con mamá o papá antes de ir a dormir

Más allá de los beneficios de la lectura, el momento del cuento antes de dormir es un momento del día muy especial. Es una experiencia muy bonita, además de ser enriquecedora para ellos, tanto desde el punto de vista emocional como para su vocabulario y adquisición del lenguaje.

12.-Ser amable con las personas de su entorno y sus compañeros

Todavía no saben hasta qué punto la amabilidad puede ayudarlos a ser felices, pero es bueno que empiecen a practicarlo. Tratar bien para que te traten bien.

13.-Pasear de la mano con sus hermanos

Afianzar una buena relación entre hermanos en la infancia es la mejor base de cara al futuro. Los lazos de hermandad que se crean de pequeños permanecen por siempre, aunque se hagan mayores. Ayúdale a amar a sus hermanos.


14.-Disfrutar de la naturaleza, amar a los animales

La naturaleza y los animales son un regalo. Encontrarse en armonía como parte de ella, observarla y descubrirla con asombro contribuye a la felicidad de los más pequeños. Por su parte, compartir la vida con una mascota hace a los niños más sociables, empáticos y felices, no me cabe duda.

15.-Ayudar en casa con lo que puedan



De acuerdo a su etapa de desarrollo pueden ir asumiendo pequeñas responsabilidades en casa como emparejar calcetines, poner o levantar la mesa, acomodar la ropa, sacar la basura... Fomentar su autonomía es más que positivo para el desarrollo de su personalidad.

16.-Compartir la mesa en familia


Tanto desde el punto de vista afectivo como de salud, compartir la mesa en familia es algo que no debe dejar de hacer un niño. Es un momento de encuentro en el que toda la familia se comunica, se cuenta cómo ha ido el día, qué les preocupa... Todos se sienten escuchados, además de los demostrados beneficios nutricionales que tiene.

17.-Ayudar a los más necesitados

Dar a los demás, brindarse a los otros, ayudar a quienes más lo necesitan, los hace más fuertes. La solidaridad es un valor que los niños tienen muy a flor de piel, y no deberían perder.


18.-Compartir tiempo con los abuelos

Los abuelos son una figura muy importante para los niños, unas de las personas más significativas en su vida por los cuidados, los mimos, los valores y las enseñanzas que transmiten. Los niños que crecen con sus abuelos son más felices.

19.-Menos tecnología y más aire libre

Los niños de hoy viven demasiado enganchados a la tecnología, como también lo estamos los adultos. Si desconectaran un poco de las pantallas y vivieran más al aire libre, se volverían niños más activos y sanos.


20.-Sonreír siempre

Si algo caracteriza a los niños es esa sonrisa inocente y sincera que tanto nos conquista. Lamentablemente, a medida que crecemos sonreímos mucho menos. Debería ser obligatorio sonreír unas cien veces al día, como mínimo.

21.-Viajar en familia

Una de las más bonitas experiencias para un niño es viajar en familia (y por supuesto, para los padres también). Descubrir juntos nuevos destinos, costumbres y gentes de diferentes lugares es enriquecedor por donde se lo mire.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Amiguito En Línea Copyright © 2011 Designed by Ipietoon Blogger Template and web hosting